7/26/2017

El PRI y Peña, en ruta de confrontación para el 2018


Migración, tema obligado en la renegociación



Ana María Aragonés
La Jornada
En las negociaciones del TLCAN en 1993, el tema de la migración de trabajadores fue absolutamente arrinconado por la parte estadunidense ante la propuesta mexicana de que formara parte de los acuerdos paralelos. Carlos Salinas de Gortari explicó en su momento que las condiciones que ponía Estados Unidos para incorporar a la migración en el tratado eran inadmisibles, pues tenían que ver con perder soberanía en el rubro del petróleo mexicano. Lo que puede señalarse es que, como ya se perdió la soberanía sobre el petróleo, ahora ya no hay excusa, los trabajadores migrantes deben ser considerados en la renegociación que se anuncia y no puede seguir siendo un tema tratado en forma totalmente unilateral por el vecino del norte.
Los estadunidenses fueron renuentes a incorporar a los migrantes porque con el TLCAN podían acceder a todo tipo de fuerza de trabajo, sobre todo en el sector agrícola. Una mano de obra que permitiría incrementar sus niveles de competitividad en los mercados internacionales, y así mantener su hegemonía en la exportación agroalimentaria. La obtuvieron con facilidad, pues, por un lado, el presidente Clinton reforzó la frontera México-Estados Unidos implementando un conjunto de programas que hacían complicado los pasos tradicionales de trabajadores. Por ello los migrantes mexicanos tuvieron que buscar nuevas rutas, mucho más peligrosas, surgiendo la llamada “industria de los coyotes” y más adelante vendrían los tratantes de seres humanos. Los costos y las tragedias para estos hombres y mujeres los obligó a cambiar la tendencia de la circularidad por la permanencia en el país vecino bajo la figura del trabajador indocumentado. Para México la firma del TLCAN supuso, entre otras cosas, la devastación del campo, pues, por un lado los subsidios en México descendieron estrepitosamente, mientras Estados Unidos los elevaba, afectando la competitividad de los productos mexicanos. Ante esas condiciones, México tomó la decisión equivocada de importar productos agrícolas. Fue miel sobre hojuelas para los granjeros del vecino país, porque exportaron sus productos y recibieron trabajadores mexicanos; claro, indocumentados de alta vulnerabilidad, muy favorable para la economía del país vecino.
La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y su estrategia para obtener apoyo de sus habituales electores promoviendo temor y miedo y criminalizando a los migrantes, está generando no sólo tragedias de horror para los migrantes que sufren las deportaciones, pero al estar disminuyendo su flujo, se ha puesto en evidencia que se trata de una fuerza laboral altamente productiva y que ha llenado las vacantes que la economía estadunidense requería. Surgen importantes pronunciamientos contra la enorme escasez de trabajadores para los campos de Estados Unidos. Se señala que, aún aumentando el salario más allá de los 10.50 dólares en que está fijado, no hay trabajadores estadunidenses que quieran realizar la dura labor de trabajar la tierra. Personas como Sara Frey –quien de joven trabajó los campos en Illinois y ahora opera numerosas granjas en ese estado y en otros– han señalado que llevamos años arrastrando la escasez de trabajadores y la situación es muy clara si el Congreso no resuelve el problema: o importamos alimentos o importamos trabajadores. Según la American Farm Bureau Federation, siete de cada 10 trabajadores agrícolas a escala nacional no tienen papeles. Es decir, que se trata de un rubro que depende casi por completo de los extranjeros, básicamente mexicanos.
Por otro lado, el gobierno de Estados Unidos ofrecerá este año 15 mil visas adicionales H2B que se otorgan a trabajadores no agrícolas de temporada para una serie de negocios, entre los que se encuentra la Trump Organization, que contrata trabajadores extranjeros. Kelly señaló que la decisión de añadir más visas de trabajo era una demostración del compromiso del gobierno para apoyar a los negocios estadunidenses.
Las pláticas para la renegociación o modernización del TLCAN se llevarán a cabo en unas cuantas semanas, pero no puede repetirse el error de dejar de lado del cuerpo asesor a: organizaciones laborales, ambientales, de derechos humanos, pero sobre todo asociaciones de migrantes, entre ellas el Centro de Derechos del Migrante, Inc (CDM) organización trasnacional de derechos laborales dedicada a garantizar el acceso a la justicia para las y los trabajadores migrantes basados en México, y que como señala se siente indignado porque el presidente de Estados Unidos haya abandonado a las y los trabajadores migrantes.
Si bien los negociadores mexicanos tendrán un papel central en la conformación del acuerdo, el Congreso mexicano debería hacer su trabajo y realizar diagnósticos, discusiones y propuestas, pero lamentablemente la mayoría de sus políticos tienen co
mo única preocupación las cuotas y los cuates que les puedan pavimentar 2018.

Renuncia al PRD otro de sus fundadores; acusa que el partido está coludido con Peña


Dos bofetadas de seda a Aurelio Nuño


Los temas prohibidos de los candidatos


Explotación sexual, desapariciones, violaciones y adopciones ilegales, las anomalías en Ciudad del Niño


El sacerdote católico Pedro Gutiérrez Farías. Foto: Especial
El sacerdote católico Pedro Gutiérrez Farías. Foto: Especial
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Adolescentes desaparecidas, otras embarazadas como producto de violaciones cometidas presuntamente por uno de los responsables del albergue, recién nacidos entregados en adopción a parejas estadunidenses de manera irregular y a cambio de dinero, son algunas de las graves anomalías que se acumulan a los hallazgos detectados en los centros de asistencia de la organización Ciudad del Niño de Salamanca, fundados y manejados por el sacerdote Pedro Gutiérrez Farías.
Testimonios de vecinos, profesores, e incluso de adolescentes que escaparon de la Ciudad del Niño y la Ciudad Juvenil –ambos centros manejados por el sacerdote católico y con domicilio en Salamanca- fueron recabados en un informe del Centro de Promoción de los Derechos Humanos de Niños, Niñas y Adolescentes, NIMA, en el que se ratifican además las omisiones cometidas por distintas autoridades, desde el DIF municipal, el Sistema DIF estatal, la Procuraduría de Protección a Niños, Niñas y Adolescentes, la Procuraduría de Justicia del estado y la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado.
Tanto NIMA como la Red de derechos de la infancia (Redim) han apuntado a la ineficacia y una red de corrupción desde instancias oficiales que registraron maltratos, abusos sexuales, registros en actas de nacimiento de menores violatorios de la ley y otras anomalías, sin que procedieran para frenar estas situaciones, ni para que se investigara y sancionara a los responsables señalados por las propias víctimas, principalmente el sacerdote Pedro Gutiérrez y su principal colaborador, Martín Bermúdez, además de un grupo de monjas.
A cargo de la supervisión de estos centros de asistencia social –obligados por la Ley general y la Ley estatal de protección de niños, niñas y adolescentes- figuran el Sistema DIF, cuyo director estatal, Alfonso Borja Pimentel, es comunicólogo de profesión y fue presidente municipal de Jaral del Progreso y funcionario de la Secretaría particular del gobernador Miguel Márquez, antes de que éste lo designara director del DIF.
El otro funcionario directamente responsable, Rolando Gaytán Vera, actual procurador de Protección a Niños, Niñas y Adolescentes, comenzó su carrera pública como policía municipal en Jaral del Progreso, corporación donde fue ascendiendo hasta ser director de la misma en el trienio de Alfonso Borja (2009-2012), quien ya al frente del DIF lo integró a su equipo.
Por lo menos dos entrevistados por el personal de NIMA, cuyos testimonios son incluidos en este informe, relataron que hicieron denuncias a alguna de estas instancias sobre lo que ocurría con los menores y adolescentes en la Ciudad del Niño “y en cuanto mencionábamos el nombre nos colgaban y nunca nos volvían a contestar las llamadas”.
“En un testimonio queda expresado que una de las personas que ejecuta los traslados cuando hay adolescentes embarazadas es Martín Bermúdez: (…) inclusive sabe que cambian a las niñas de un lado a otro para cuando van ustedes a investigar, ya sea con otras personas, el DIF, o cualquier cosa; las cambian, ya ve que tienen en Moroleón, Morelia; tienen varias casas, tienen en Irapuato. Ahí el que las trata más mal es el Martín, se embarazan y ya cuando se aliviaban (…) viene gente del otro lado y les dan en adopción a los niños, pos claro, dándoles una buena tajada de dinero”.
Otros testimonios refieren que el sacerdote realizaba reuniones en las cuales ofrecía a las adolescentes en prácticas de explotación sexual, señala NIMA, que de manera indirecta tuvo acceso al testimonio de una menor que escapó de la Ciudad del Niño, y narró haber ocultado su embarazo para escapar, pero cuando salió y dio a luz, fue localizada y obligada por Martín Bermúdez mediante amenazas a entregarle a su hija “porque la niña era de la Ciudad del Niño”.
NIMA responsabiliza al gobierno del estado por las graves violaciones a los derechos humanos cometidas contra estas adolescentes.
En duda, legalidad de adopciones
Como parte de las conclusiones y alertas resultadas de este informe, el director de NIMA, Raymundo Sandoval, consideró fundamental revisar la legalidad de las adopciones realizadas por la Ciudad de los Niños, sobre todo a parejas extranjeras.
Además, en esta investigación se toparon con la denuncia que desde fines de abril hizo la regidora Leticia Martínez, de San Luis de la Paz, en una sesión del Ayuntamiento de dicha ciudad, en la que expuso la desaparición de dos menores que fueron canalizadas por el DIF municipal a la Ciudad del Niño.
“La Procuraduría de los Derechos Humanos inició el expediente 46/17-D y el Ministerio Público número 6 de Salamanca inició la carpeta de investigación 21178/2017 por la desaparición de las dos personas menores de edad”.
También el DIF municipal, responsable de la custodia de ambas menores, interpuso una denuncia por la que se abrió la carpeta 27325/2017.
En las referencias recabadas por la asociación se ratifican los datos presentados a la juez novena de Distrito Karla Macías Lovera, cuya sentencia de amparo emitida a principios de junio pasado puso en evidencia lo que pudo haber ocurrido durante los casi 40 años que tiene de haber sido fundada la Ciudad del Niño por el sacerdote católico, mismo que hasta la fecha no ha sido indiciado ni involucrado en una sola acusación, como reconocieron autoridades guanajuatenses en una reunión efectuada la semana pasada en la PGR.
“Él (Pedro Gutiérrez) siempre se agarró del gobierno, Romero Hicks es su compadre, él iba y hacía el bautizo a sus hijos…se colgó de Fox…le dio para que hiciera la Ciudad Juvenil…diputados…es un señor con una trayectoria muy colgado de la política”, cita NIMA en otro de los testimonios recabados.
El informe coincide con otros datos contenidos en la sentencia de la juez Macías Lovera: profesores de varias escuelas de educación básica de Salamanca a donde acudían a estudiar los alumnos de la Ciudad del Niño habían detectado y en diversas ocasiones reportaron a sus superiores de la Secretaría de Educación y al propio DIF casos de maltrato y abusos…y tampoco lograron que se moviera un dedo en contra del padre Gutiérrez.
Personal de NIMA efectuó una visita a la Ciudad del Niño el 19 de julio pasado, y el personal del DIF a cargo –mismo que tomó el control del albergue cuando se hizo público el contenido de la sentencia de la juez de Distrito sobre la situación al interior- le informó que en el lugar permanecían todos los niños y niñas que habían sido encontrados al momento de hacerse cargo del lugar.
Sin embargo, los integrantes de NIMA constataron que el DIF “entregó” a algunos menores de vuelta a los padres de familia.
“Preocupa a NIMA la forma de reintegración que esté haciendo el DIF”, indica el informe.
En la Ciudad Juvenil, se encontraron con que de 50 jóvenes (hombres y mujeres) que estaban en el centro, sólo quedaban unos 15.
“Lo que también revela el caso de Ciudad del Niño es la inexistencia de un sistema de información que refleje cuántas y cuántos niños están viviendo en este tipo de instituciones, de las que también se desconoce el número, la capacidad, infraestructura y modelo de atención”, señala el reporte.
Como recomendaciones, NIMA hizo un llamado a favorecer el acceso a la justicia de las víctimas, la revisión de las quejas presentadas ante la Procuraduría estatal de los Derechos Humanos, incluso, las que en su momento fueron rechazadas; levantar un censo sobre la situación de cada menor y joven ingresado en Ciudad del Niño; establecer planes de atención integral para las víctimas y fortalecer las capacidades de las instituciones encargadas de la supervisión de estos centros.
“Es notoria la falta de aplicación de la Ley de los derechos de niñas, niños y adolescentes para el estado, ya que no se otorgaron medidas de protección o medidas urgentes de manera oportuna, ni se establecieron planes de restitución de los derechos” de todos y cada uno de los menores albergados en la Ciudad del Niño y bajo la custodia del sacerdote Pedro Gutiérrez.

El cardenal sembró rudezas y cosechó tormentas



Bernardo Barranco V.
La Jornada 
Norberto Rivera, el pastor del poder, es el título del libro de editorial Grijalbo que recién se está posicionando en los anaqueles de las principales librerías del país. Yo lo coordino y reúne ensayos originales de Alberto Athié, María Eugenia Jiménez, Guadalupe Loaeza, Fátima Moneta, Marilú Rojas Salazar, Mónica Uribe, Rodrigo Vera y Jenaro Villamil. Con un espléndido prólogo de Denise Dresser, que se ha reproducido recién en dos semanarios. No es un libro que busque una falsa neutralidad; por el contrario, son textos bien documentados que cuestionan con fundamentos el ejercicio episcopal del cardenal Rivera. Usted verá que los trabajos se construyen desde diferentes disciplinas y metodologías, propias de los calificados autores.
Dicho de otra manera, la trayectoria del cardenal es analizada bajo diversas lupas y distintas temáticas. Son miradas críticas de la conducción de un personaje que en nombre de la ortodoxia moral de la Iglesia ha provocado antagonismos, enconos y ha sido el ojo de muchos huracanes de escándalos mediáticos, como infiere el ensayo Jenaro Villamil. No es un libro anticlerical ni mucho menos anticatólico son reflexiones que desnudan los excesos en los vínculos entre el poder secular con el religioso. La mayor parte de los autores son católicos y en ningún momento intentan calumniar al cardenal. Los autores no somos enemigos jurados de la Iglesia ni talibanes laicistas que pretenden satanizar al clérigo más poderoso de la Iglesia mexicana en las dos últimas décadas.
Los relatos de persecución le encantan al cardenal y a sus corifeos. Los ensayos, en cambio, examinan con seriedad el itinerario del cardenal Rivera, develan la actuación del actor conservador con mayor jerarquía en la Iglesia. Sus querellas financieras y centaverías son analizadas acuciosamente por Mónica Uribe. Más para mal, Norberto Rivera ha marcado la imagen de la Iglesia contemporánea. Nos ha habituado a su tradicionalismo, intransigencia social, clericalismo político y sistemática condena moral a la causa de las mujeres, los homosexuales, los no creyentes, las parejas igualitarias y de las minorías como lo denuncia en el libro la teóloga feminista Marilú Rojas. Norberto ha recurrido al reproche y chantaje hacia políticos liberales que legislan desde la laicidad. Rivera es el rostro enfadado de los obispos mexicanos. Ha logrado, a pulso, que el episcopado mexicano sea considerado uno de los más conservadores de América Latina. Sin embargo, el rasgo más reprochable en la trayectoria de Rivera es su encubrimiento a la pederastia clerical, su relación y defensa abigarrada que hizo del sicópata pederasta Marcial Maciel y sus acaudalados legionarios de Cristo. Alberto Athié detalla los vínculos orgánicos entre Maciel y Rivera. Hablar del cardenal Norberto es referenciar también la impunidad y del fuero religioso como una regla no escrita en la cultura política mexicana. Rivera es intocable no sólo por su condición de alto clero, sino por su relación de hermandad secular con el poder. De ahí otro reparo que se levanta ante el arzobispo es su ambiguo posicionamiento frente a una cultura contemporánea.
Por un lado la crítica de hedonista, consumista y relativista, alejada de Dios y, por otro, se sirve de ella. Es bien sabido que Norberto se instala a lado de las élites con confort y descaro. ¿El cardenal Rivera cuestionará la orientación materialista de la sociedad al viajar en los jets privados de sus amigos empresarios? Doble discurso, doble moral. Al mismo tiempo usa las sucias reglas de la clase política para construirse una trayectoria de poder, alejándose de su misión pastoral. Opta por los ricos y desdeña a los pobres. De ahí viene, del marginado mundo indígena, le reprocha Guadalupe Loaeza, su mundo marginal de donde proviene ha pasado al olvido bajo los efectos de vinos caros, manjares suculentos y vínculos de complicidad con los círculos de poder. No es casualidad que mayoría de los ensayos han sido redactados por mujeres. Precisamente porque el discurso moral y cupabilizador del cardenal las ha agredido de manera particular, cuestionando el feminismo, haciendo un absurdo llamado para que la mujer deje el trabajo, regrese para ser esposa, madre y cultivadora de los valores de la familia. Desde 2000, encuestas revelan la incomodidad de las jóvenes mujeres capitalinas a las posturas anticuadas de la Iglesia sobre su cuerpo, sexualidad y desarrollo profesional
Es un libro de crítica eclesial, ante un estilo de conducción que ha provocado continuos choques tanto con la sociedad, las autoridades seculares, como dentro de la Iglesia. Rivera desplegó intransigencias y cosechó tormentas. Encajó rudezas y provocó escándalos. Los autores sustentan con hechos, los excesos y extravíos del cardenal Norberto.
Más allá de la denuncia, el libro plantea el desencuentro del México moderno con el recetario rancio de un arzobispo gruñón que cree apacentar a su rebaño con reproches y regaños. Este arzobispo muchas veces se vio rebasado en grandes debates culturales en torno al aborto, los homosexuales y las parejas gay. No debatía, entraba a la escena púbica con la espada de la descalificación tajante. No sólo es un problema de doctrina, sino de actitud. Tampoco es la contrariedad en los dogmas, sino la incapacidad de dialogar; es la cerrazón en nombre de los dogmas ante una realidad cultural dinámica y cambiante. A Rivera no sólo se le reprochan contenidos tradicionalistas, sino la incongruencia de ser implacable hacia fuera pero moralmente laxo al interior de una estructura religiosa colapsada. En el fondo, y esa es la tesis de la investigadora Fátima Moneta, es el fracaso de un modelo eclesial emanado de los principios de una Iglesia de masas, sacramental, triunfalista, mediática, autorreferencial e impregnada de un arcaico clericalismo.
El ciclo de Norberto Rivera ha concluido, independientemente de la decisión y el tiempo que le tome al papa Francisco para hacer efectiva su renuncia. Y, en definitiva, la pregunta más importante que flota en cada uno de los ensayos es qué tipo de perfil religioso, cultural y, sobre todo, pastoral requiere el sucesor para la Ciudad de México. ¿Un hombre de poder con rígido juicio doctrinal o un pastor con espíritu evangélico?

Migrantes: satanizados, perseguidos e indefensos




La Jornada 
Los cuerpos de cinco migrantes centroamericanos –tres mujeres y dos hombres, de nacionalidades guatemalteca y hondureña– que fallecieron ahogados en el Río Bravo fueron rescatados ayer por personal de Protección Civil de Ciudad Juárez, Chihuahua. De acuerdo con las autoridades, podría haber otros 11 muertos. Así se incrementa, en cuestión de días, el saldo trágico de la criminalización de los trabajadores que intentan ingresar a territorio estadunidense por la frontera norte de México. Apenas el domingo de la semana pasada 10 viajeros indocumentados (cuatro de ellos, mexicanos) que eran transportados en un camión de carga sin ventilación ni refrigeración murieron por asfixia o deshidratación en el trayecto de Laredo a San Antonio, en un episodio atroz que evidenció una vez más el rostro más brutal del tráfico de personas.
Pero, en uno y otro casos, al igual que ocurre en los cientos de muertes de migrantes que tienen lugar en los pasos fronterizos ribereños o desérticos de la frontera México-estadunidense y en más puntos entre ambos países, la actividad ilícita de polleros y enganchadores se desarrolla en el ámbito generado por la hipocresía tradicional de Estados Unidos en materia migratoria: la prohibición de ingresar a ese país a trabajadores cuya mano de obra sigue siendo fundamental para la economía de la superpotencia.
Como ejemplo de esta doble moral, el jueves pasado se señalaba en este mismo espacio que el discurso xenofóbico y racista que caracteriza a la presidencia de Donald Trump –y que es compartido por los sectores políticos y sociales más cavernarios del espectro político en la nación vecina–, según el cual los trabajadores extranjeros son responsables de buena parte de los males que aquejan a Estados Unidos, debe contrastarse con las quejas de empresarios, principalmente en los ramos agrícola, de la construcción y de servicios, en el sentido de que ningún trabajador local está dispuesto a tomar las plazas d
ejadas por los migrantes, y que incluso una explotación del campo propiedad de uno de los hijos del actual mandatario ha solicitado autorización para contratar a migrantes para la vendimia.
Así, la política de criminalizar la migración y los discursos de odio procedentes de la Casa Blanca desempeñan un papel fundamental en la gestación de situaciones mortíferas como las del Río Bravo y San Antonio.
Pero más allá de la responsabilidad ineludible de las autoridades estadunidenses debe admitirse también que los trabajadores mexicanos y centroamericanos se encuentran en circunstancias de extremada indefensión debido a la falta de firmeza de sus propios gobiernos, los cuales han fallado en exigir a Washington la despenalización de la migración laboral y el cese de los atropellos y las violaciones a los derechos humanos que enfrentan sus ciudadanos en territorio estadunidense. En el caso de México, es evidente que el tema debe ser llevado a la mesa en la que habrá de renegociarse el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Finalmente, la mejor solución sería la adopción de una política económica capaz de impulsar el crecimiento, generar empleos, dignificar el campo y mejorar los niveles de vida de la población, de modo que ésta no se vea empujada por la necesidad a abandonar su lugar de origen para emprender viajes inciertos y sembrados de peligros de todas clases.

Cuatro escenarios para Trump: ¿Kennedy, Nixon, Clinton o Trump 2?


Bajo la Lupa
Alfredo Jalife-Rahme
La Jornada 

Foto
A nivel legal, se anticipa que Robert Mueller solicitará al Congreso 
el impeachment de Trump. En la imagen, el presidente y su yerno, 
Jared Kushner, durante la visita de ayer del primer ministro libanés, 
Saad Hariri, a la Casa Blanca Foto : Ap
El ominoso Rusiagate, montado por la cábala de las dos dinastías de los Bush y los Clinton, sumadas del intrigante Obama, ha entrado a una delicada fase tanto por la investigación de Robert Mueller (RM) –vinculado a los Bush y a James Comey, anterior soplón del FBI defenestrado por Trump– como por el Comité de Espionaje del Senado que ha citado a Paul Manafort, anterior jefe de campaña del presidente 45, a su hijo Donald Jr. y a su pérfido yerno Jared Kushner (JK).
The Washington Post inculpa a JK de haber arrojado a su cuñado debajo de un autobús (https://goo.gl/Q4c8uU). ¡Uf!
A nivel legal se anticipa que RM solicitará el impeachment de Trump al Congreso, donde se requieren 2/3 partes para ello en el Senado, hoy controlado por el Partido Republicano (PR), cuando la maquinaria legal está controlada por los Clinton y Obama en las otrora prestigiosas facultades de Derecho de Yale y Harvard. El tortuoso camino al impeachment no será sencillo y puede ser detenido en el Senado, siempre y cuando Trump siga obteniendo triunfos en las elecciones parciales, como ha sido el caso en cuatro recientes (https://goo.gl/diBZYS).
No es ninguna consolación que Trump ostente en los primeros seis meses de su mandato una pésima aceptación, cuando Hillary Clinton, la malhadada candidata del Partido Demócrata (PD), exhibe un rechazo mucho mayor. Más que del trumpismo propiamente dicho –fenómeno estructural demográfico supremacista (https://goo.gl/BYc3n8)–, hoy existen cuatro escenarios que decidirán el futuro de Trump que (de)penden de cuatro factores:1.Desempeño del PR en las próximas elecciones. 2. La situación antigravitatoria de la Bolsa de Wall Street: una caída le perjudica, mientras su alza exorbitante lo mantiene a flote. 3. Más que el rechazo del Obamacare, que ridiculiza la incapacidad de maniobra política de los líderes del PR en el Congreso, la obtención del gasto mayúsculo para infraestructura por un billón de dólares, acompasados de megarecortes fiscales, puede significar el gran despegue de la economía, que no de sus finanzas, con lo cual EU podría empezar a paliar sus fenomenales déficits con Alemania y China, y 4. Una aventura militar en uno de los eslabones más débiles del planeta.
Los tres primeros escenarios, como comenté con Carmen Aristegui (https://goo.gl/nsYKbc), seguirían las suertes de los presidentes Kennedy (No.35),Nixon (37) y Clinton (42). El cuarto escenario, que habría que considerar lejos de los arrebatos catárticos, sería un Trump 2: su relección.
1.- Escenario Kennedy: en EU el Deep State suele asesinar a sus presidentes indeseables, como sucedió con John F. Kennedy, lo cual está siempre presente para cualquier mandatario, en particular, para el controvertido Trump, quien ha significado un choque tectónico en la estructura fracturada y carcomida de ese país. Por lo pronto, uno de los presuntos esbirros del mega-especulador George Soros ha exigido el magnicidio anti-democrático de Trump en un tuit que luego borró (https://goo.gl/hyCV7K).
2.- Escenario Nixon: es el que anhelan y (re)claman George Soros y sus políticos controlados tanto del PD en su aplastante mayoría hasta el PR (el senador John McCain (https://goo.gl/2FTtcP). Tim Kaine, fallido acompañante de Hillary a la vicepresidencia por el PD, ha elevado la puja, no vista durante el Watergate, al indiciar que el Rusiagate, en su variante del nepotismo trumpiano con Donald Jr., significa una traición a la patria. ¡Uf!
El Watergate obligó a Nixon a renunciar antes de que fuera defenestrado por el Congreso, lo cual puede ser imitado por el presidente no.45.
3.- Escenario Bill Clinton: los extravíos eróticos del hipócrita Bill Clinton con su becaria Mónica Lewinsky en la desacralizada oficina oral, más que Oval, de la Casa Blanca, merecían el impeachment, pero fue rescatado por su partido y sus aliados: los Bush. Cabe señalar que fue durante el sicalíptico mega-escándalo de Clinton –quien hoy opera como si nada hubiera ocurrido, y cobijado en la putrefacta Fundación Clinton que destila un poderoso olor a azufre con sus aliados los hermanos Podesta, implicados en pedofilia –que libró sus guerras.
Trump puede ser vilipendiado y enjuiciado hasta la ignominia y al final de cuentas permanecer en la presidencia como Bill Clinton, si es que el PR le sigue siendo fiel. ¿Cuáles son las guerras que podría librar como distractores de su socavón judicial? De la menos a la más probable: Rusia (pura cacofonía estéril), China (nada aconsejable cuando goza del paraguas nuclear de Rusia), Irán (una ominosa aventura sionista, con la que sueñan Newton Gingrich y la fauna publicitaria de Israel que controla gran parte de los multimedia de Occidente), Norcorea (que no sería un paseo dominical, y por alguna razón, desde Carter, los presidentes de EU se han auto-controlado), y Venezuela (el más vulnerable).
Los pletóricos detractores de Trump en EU han perdido de vista que ya controla la Suprema Corte con la reciente ascensión de Neil Gorsuch y que acaba de inaugurar el onceavo portaviones y primero a propulsión nuclear Gerald Ford, que costó 12 mil 900 millones de dólares (https://goo.gl/EosxVp), lo cual valió un tuit jubiloso de Trump, quien alardeó las 100 mil toneladas del portaviones como un mensaje al mundo.
Otro punto nodal que no puede ser soslayado es la enfermedad terminal del pugnaz y connotado rusófobo e iranófobo senador John McCain (se le descubrió un glioblastoma cerebral), quien, desde el seno del PR y como caballo de Troya de George Soros (https://goo.gl/DF1khm) y de un sector del Deep State, era el encargado de promover el impeachment de Trump (https://goo.gl/FVzDWm).
Con la evicción de McCain, Trump ha pasado a una feroz contraofensiva mediante la despedida de su jefe de prensa, Sean Spicer, aliado de Paul Ryan –alicaído líder de la Cámara de Representantes– y la puesta en jaque de su pusilánime procurador Jeff Sessions, quien puede ser sustituido por alguien más combativo y experimentado, como Rudolf Giuliani (https://goo.gl/AVDif3).
Con todo y los defectos de Trump, hasta el célebre James Carville –supremo estratega electoral de los Clinton y el PD– reconoce que es muy difícil que su partido controle el Senado, por lo que queda claro que un impeachment provendría más bien de la voluntad del PR, donde los rebeldes han perdido vigor con la enfermedad de McCain.
4.- Escenario Trump 2: desde el primer día de su juramento, el republicano dio inicio a la recaudación para un segundo periodo que ha llegado a niveles récord. Amén de que Trump juega con la nada descabellada probabilidad de autoindultarse, con base en el artículo 2 de la Constitución (https://goo.gl/XCCT4L), sus idólatras fundamentalistas blancos comparan su regreso en similitud al de Reagan (https://goo.gl/Ykf5T2).
En los tres primeros escenarios, quien tomaría las riendas del poder sería el vicepresidente, Mike Pence, a quien comienzan a sopesar los estrategas alemanes de corte financierista, pero confiesan que sería mucho peor.
Evidentemente, si Trump, un pendenciero nato, supera los tres primeros escenarios habría que tomar muy en cuenta el cuarto.
Facebook: AlfredoJalife

Investigan a familia de Medina Sonda por autoría en feminicidio de defensora en Yucatán


 Autoridades omisas: denuncia Ligia Canto 



A más de tres meses del feminicidio de la defensora de Derechos Humanos en Yucatán, Emma Gabriela Molina Canto, familiares de su ex esposo acusado como autor intelectual del crimen, Alberto Medina Sonda,  fueron citados en la Fiscalía General estatal para informales que serán sujetos a investigación por su posible coalición en el feminicidio.

En entrevista con Cimacnoticias la mamá de Emma Gabriela y también defensora, Ligia Canto Lugo, afirmó que la familia Medina Sonda “debe ser investigada porque la violencia que ejerció por años contra Gaby los hace sospechosos”.
La tarde del pasado 20 de julio la madre y el padre de Medina Sonda, Juana María Sonda Herrera y Julio Alberto Medina Gurubel; así como sus hermanas Ericka y Lizbeth, fueron llamadas para declarar en la Dirección de Investigación y Atención Temprana de la Agencia 30 de Delitos de Alto Impacto, dependiente de la Fiscalía General estatal. Un día después fueron citadas otras seis personas cercanas a la familia del empresario.
El 27 de marzo Emma Gabriela fue víctima de feminicidio luego de enfrentar, desde 2014, una serie de actos violentos orquestados por su exesposo, quien actualmente está preso en Tabasco por operar con recursos ilícitos durante el gobierno de Andrés Granier,  en la búsqueda de la custodia de sus dos hijas e hijo. Pese a las exigencias de Emma Gabriela y Ligia Canto las autoridades yucatecas y tabasqueñas ignoraron el riesgo que enfrentaba.
La abogada Natalia Paola Punab de la O, quien a partir de hoy asumió el caso, explicó en entrevista con esta agencia que durante los citatorios la familia Medina Sonda “reservó su derecho a rendir entrevistas” sobre el feminicidio de Emma Gabriela porque, aunque fueron citados en calidad de imputados, las entrevistas solo tienen validez cuando son expuestas en audiencia oral delante de un juez. Por lo que, informó, el personal de la Agencia 30 “solo recabó sus datos generales”.
La directora del Observatorio Ciudadano del Feminicidio- Yucatán y acompañante del caso, Adelaida Salas Salazar, denunció en entrevista con Cimacnoticias que las declaratorias fueron ordenadas por la Fiscalía con tres meses de retraso y bajo la presión de la también defensora Ligia Canto, quien denunció desde marzo la coalición de la familia Medina Sonda en el feminicidio de su hija y solicitó, mediante un escrito, que fueran citados.
“Ligia tuvo que presentar todas las pruebas y ayudarse de la presión ejercida por personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) –organismo que desde 2014 emitió la Recomendación 54/2014 por la violencia institucional de la que Emma Gabriela y su familia fueron víctimas- y de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) –que tras el feminicidio  atrajo el caso- para que por fin hicieran su trabajo: seguir agotando todas las líneas de investigación”, dijo Salas Salazar.
Entre las pruebas que Ligia otorgó al fiscal que lleva el caso, Fernando Caamal López,, se encuentran fotografías de los desplegados que la mamá y el papá de Medina Sonda realizaron para difamar, en 2014,  la lucha de Emma Gabriela por la custodia de sus hijos. Además de los videos que las hermanas de Medina Sonda difundieron en plataformas digitales donde la ofendían.
A ello se suma que Emma Gabriela externó días previos a su muerte que familiares de su ex esposo la seguían a ella y a sus hijos.
La abogada Paola Punab denunció la falta de voluntad de la Fiscalía General ya que, dijo,  las autoridades sólo han realizado los actos solicitados por la familia de Emma Gabriela. “De no haber sido por la presión el fiscal Fernando Caamal hubiera concluido la investigación cuando se culpó a los dos autores materiales, un coautor –todos actualmente detenidos- y a Medina Sonda como autor intelectual del caso”.
La abogada señaló que la investigación no debe enfocarse solo al feminicidio de Emma Gabriela. “Tenemos que visibilizar el contexto violento e institucional que vivió Gaby durante años y la persecución por parte de las autoridades de procuración de justicia. porque ella fue victimizada y revictimizada. Un asunto familiar que debería ser sencillo de resolver como un divorcio detonó en un feminicidio”, expuso.
El caso se encuentra en la etapa de investigación complementaria por lo que ahora la familia de Emma Gabriela y su defensa legal seguirán entregando datos de prueba que vinculen a la familia Medina Sonda en el feminicidio.
También están en espera de que el juez de control encargado del caso, Luis Edwin Mugarte Guerrero, resuelva en la próxima semana si procede el amparo que Alberto Medina presentó contra su vinculación a proceso como autor del feminicidio, mismo que solicitó con argumento de que no está involucrado porque está preso en Tabasco.
DESINTERÉS
Hasta hoy Ligia Canto no tenía un abogado fijo en Yucatán solo recibía asesoría legal de la CEAV cada quince días, cuando la instancia enviaba abogados de la Ciudad de México para reunirse con ella. La defensora señaló: “El apoyo de la CEAV no ha sido contundente”
Salas Salazar comentó que esto dejó “en indefensión” a Ligia Canto porque “no tenía a quien consultar, incluso tuvo que presentarse a las reuniones en la Fiscalía sin abogado”, expuso.
Además, Ligia Canto denunció que aunque su familia, al ser víctimas indirectas, tienen derecho a recibir un “fondo emergente” -un apoyo económico mensual otorgado por la CEAV-, este solo se les entregó para el mes de junio.
La defensora recordó que desde 2014, cuando la CNDH emitió la recomendación, la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán   debió iniciar el trámite para la inscripción al registro de víctimas de Emma y su familia, pero, dijo “la instancia defensora de Derechos Humanos local fue omisa, por lo que mi hija y yo tuvimos que juntar dinero para trasladarnos, hasta 2016, a la Ciudad de México para solicitar la inscripción”.
Además, manifestó, “todo quedó en papel porque la Ley general de Víctimas indica que una vez registradas se nos tuvo que haber dado  medidas de protección y mi hija nunca las recibió”.
Paola Punab informó que en otro momento evidenciarán legalmente la “responsabilidad penal del Estado” en el feminicidio y la violencia que ejercida hacia los familiares de Emma.
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Montserrat Antúnez Estrada

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 

Nuevo Sistema de Justicia, urge evaluar personal


Sancionar quien cometa prácticas discriminatorias contra mujeres

El Nuevo Sistema de Justicia Penal no podrán garantizar el acceso a la justicia y la reparación de los daños a las mujeres, si jueces y personal de Ministerios Públicos continúan cometiendo prácticas discriminatorias, misóginas y sexistas al analizar los casos, una solución es la sanción y despido para quienes las cometan.

Así lo considera el coordinador de la Clínica Justicia y Género “Marisela Escobedo” de la Universidad Nacional Autónoma de México, Luis Alberto Muñoz López, quien explica que el principal reto de este nuevo Sistema Penal de Justicia que entró en vigor en 2008 tras una reforma constitucional, no es capacitar a los funcionarios sobre los nuevos procedimientos, si no erradicar aquellas prácticas discriminatorias que son el obstáculo para garantizar los derechos que tienen las mujeres víctimas de algún delito.

En entrevista con Cimacnoticias el abogado recordó que estas prácticas violatorias por parte de funcionarios del sistema de administración de justicia son una práctica cotidiana en nuestro país y quedaron acentuadas en la sentencia de “Campo Algodonero”.

En la sentencia la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) precisa que los funcionarios encargados de la investigación del feminicidio de ocho mujeres en Ciudad Juárez obstaculizaron el proceso y violentaron a las víctimas, enviándose un mensaje a la sociedad civil que la violencia contra las mujeres es tolerada, además de generar un sentimiento de desconfianza en las víctimas hacía las instituciones públicas.

“Eso lo tenías en el anterior sistema, se evidencia miles de veces en la sentencia de Campo Algodonero, el prejuicio es muy difícil de erradicarlo y una norma procedimental nueva no te lo quita”, aseveró Muñoz López.

La respuesta del Estado para confrontar este tipo de actuaciones en el nuevo sistema de justicia fue capacitar a sus servidores públicos, concientizarlos entorno a las desigualdades de género y recordarles su obligación en la prevención, sanción y erradicación de la violencia cometida contra mujeres.

El Ejecutivo Federal señaló en su Cuarto Informe de Gobierno que como parte de la profesionalización del personal en perspectiva de género en el nuevo sistema penal, de noviembre de 2015 a marzo de 2016, capacito “a través de una plataforma informática” a 230 servidores públicos que operan los Centros de Justicia para la Mujeres del país.

También impartió 79 talleres sobre “sensibilización de género, perspectiva de género, Derechos Humanos de las mujeres, prevención de las violencia laboral, masculinidades y discriminación, y políticas públicas de género”, en la que participaron 4 mil 079 funcionarios (2 mil 530 mujeres y mil 549 hombres).

Sin embargo, señaló el abogado, quien forma parte de la organización civil de monitoreo de sentencias y actuación de jueces, Equis Justicia para las Mujeres, no se ha detectado un cambio sustantivo en los procesos judiciales que enfrentan las mujeres bajo este nuevo modelo, “los prejuicios y la violencia institucional ejercida por los servidores públicos es la misma”.

Lo ejemplifica con el caso de los “Porkys”, cuatro jóvenes que 2015  violaron a la menor de edad Daphne Fernández en el estado de Veracruz, después de dos años, en marzo pasado, el Poder Judicial otorgó un amparo a uno de los agresores porque un juez argumentó que no había elementos para comprobar que el joven tenía una “intención lasciva o de satisfacer un deseo sexual”.

Este caso, explicó el abogado Muñoz, “demuestra que no hay ninguna diferencia en los criterios de análisis que tienen los servidores encargados de impartir justicia”.

VÍCTIMAS EN DESAMPARO POR INTERPRETACIONES

Por lo tanto, explicó el especialista, aunque en este nuevo sistema se exija un mayor rigor en la obtención y presentación de evidencias para procesar a los inculpados, si la interpretación de los jueces se basa es prejuicios y estereotipos sexistas, no se puede garantizar el acceso a la justicia para las mujeres.

“En específico en los casos de violencia sexual y violencia familiar el nuevo sistema difícilmente va cambiar prácticas en las que considere que una mujer se buscó lo que le paso. Un procedimiento no te cambia lo que está en la mente de los funcionarios, yo sigo viendo los prejuicios en Ministerios Públicos y jueces”, dijo.

Cabe recordar, que parte de estos análisis basadas en la perspectiva de género para proteger a las mujeres víctimas de algún delito, las deberá realizar el personal ministerial, pues con este nuevo sistema sólo los delitos de violación y trata de personas –en las que las estadísticas indican que en su mayoría afectan a mujeres- requieren prisión preventiva oficiosa hasta otorgar una sentencia.

Para el resto como violencia familiar, abuso sexual, entre otros, será responsabilidad del personal ministerial medir el riesgo en el que se encuentra la víctima y dictar la medida de seguridad que crea correspondiente durante el proceso, lo cual puede ir desde avisos de restricciones hasta considerar la prisión preventiva.

EVALUAR Y SANCIONAR A SERVIDORES  
El funcionamiento del nuevo sistema depende en gran medida de la actuación de sus integrantes, afirma el abogado Muñoz López, por lo que propone realizar un “sistema de evaluación y deserciones de servidores públicos” que hayan incurrido en alguna falta u obstaculizado el acceso a la justicia.

“Mientras no haya una responsabilidad por un mal actuar de los operadores jurídicos, no va pasar nada”, insistió el abogado de Equis Justicia, y señaló que también es reto que debería de contemplar el nuevo sistema, “todos los delitos por los que puedes denunciar a un servidos público muy difícilmente son consignados porque hay un tratado interno de no pegarse entre ellos, hablamos de impunidad”, concluyó.

Especial Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 
 

Los periodistas pal café. . . .



En lo que prácticamente significa una confesión pública y concreta de irresponsabilidad criminal compartida, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció que se construirá un nuevo viaducto, con 48 metros de longitud y una sección transversal de 36 metros, en el tramo del Paso Exprés de Cuernavaca en el que se produjeron un socavón, dos muertes y múltiples daños materiales a la población.
El costo de la nueva obra estará a cargo del consorcio de firmas particulares que realizó la construcción original, mediante mecanismos que combinan la aplicación de las fianzas de anticipo y cumplimiento, así como la utilización de un seguro de daños a terceros, según ha comunicado la SCT (aunque nunca se puede tener la seguridad de que esa secretaría, siempre al servicio de los intereses empresariales, no encuentre imaginativas vías para compensar más adelante a las firmas ahora afectadas).
El comunicado de prensa que emitió la secretaría a cargo del Gran Recaudador, Gerardo Ruiz Esparza, es todo un cántico a la desfachatez. En sus sumarios establece, en una tácita aceptación de que no se había cumplido con lo que ahora se anuncia como logros a alcanzar: Con esta obra se garantizará el afluente hidráulico de la zona. Su construcción también garantizará la seguridad de pobladores y usuarios, así como el buen funcionamiento de este tramo.
Una medida de paliación como la anunciada debería llevar como acompañamiento obligatorio la renuncia de los principales funcionarios involucrados en un fracaso de esa magnitud y, por parte del gobierno federal, de la apertura de investigaciones de índole penal y administrativa para fincar responsabilidades y castigos. Pero en México basta con anunciar nuevas obras y desplegar retórica de autocomplacencia para entrar de lleno a la autopista de la desmemoria, con el redituable tráfico de intereses, reinstalado a plenitud, en las carreteras de la gran corrupción.
A propósito, un lector envía más datos sobre la conexión hidalguense con la corrupción en el Centro Morelos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes: ya se ha dicho aquí que el actual subsecretario federal del medio ambiente, Cuauhtémoc Ochoa, fue secretario en dos carteras en el gobierno de Miguel Ángel Osorio Chong en Hidalgo y que ha sido impulsor de José Luis Alarcón Ezeta, quien fue delegado de SCT en Morelos y desatendió las denuncias relacionadas con el socavón. Pero, además: “el papá de Cuauhtémoc Ochoa trabajó en Pemex muchos años; el padrino de Cuauhtémoc les consiguió unos contratos con Pemex por allá de 1996, en Cadereyta, para la reconfiguración de la refinería. Esos contratos con Foster Wheeler fueron muy amañados y les permitieron que de 1996 a 1998 construyeran tres verificentros, en los cuales José Luis Alarcón es o fue socio en alguna parte pequeña.
En el 97, más o menos, el suegro de Cuauhtémoc, subdirector de generación en CFE (cuando Ruiz Esparza era director de administración de la Comisión Federal de Electricidad), les dio la oportunidad de participar en licitaciones dando apertura a trabajar también en CFE con la empresa Supervisión y Dirección de Proyectos SA de CV, en la que José Luis es o fue socio.
Otro lector demanda no dejar de lado la corresponsabilidad, en el tema del socavón de Cuernavaca, del actual subsecretario de infraestructura, Óscar Callejo Silva, “ya que en su anterior cargo, como director general de Carreteras Federales dentro de la misma SCT, fue quien lideró la revisión y aprobación de los proyectos, así como la adjudicación de la obra al grupo de empresas representadas por la compañía Española Aldesem; asimismo, él adjudicó el contrato de supervisión, todo bajo los mismos intereses. Lo de Cuernavaca tuvo relevancia por su cercanía con la Ciudad de México y el número de usuarios capitalinos, pero hay que voltear la vista a otros lugares, por ejemplo, a la ‘obra del sexenio’, la autopista Durango-Mazatlán, que no tiene ni dos años de inaugurada y ya se están cayendo los túneles y la carretera está toda deteriorada, por lo cual la SCT sigue metiéndole dinero para tratar de cubrir todos los vicios ya no tan ocultos”.
Con un telón mundial de fondo, Enrique Peña Nieto reconoció que en México se viven momentos convulsos, complejos y difíciles, tal vez los peores de la historia. Sería impreciso pretender atribuirle a esas palabras una carga razonada de autocrítica o algún anuncio o intento de giro correctivo de la política federal (en todo caso, se habían dado en seguimiento de lo dicho antes por el gobernador panista de la atribulada Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis). En realidad, el ocupante de Los Pinos colocó los problemas mexicanos en el contexto de lo que sucede en el orbe entero e insistió en la importancia y éxito de las medidas que su administración ha tomado.
Respecto de la súbita rebeldía de Ivonne Ortega, una lectora escribe desde la península: lo menos que podríamos decir de ella, como gobernadora de Yucatán, es frivolidad; desde el inicio de su mandato se entregó a Televisa, siguiendo el ejemplo de EPN. Tenía un secretario de Protocolo y Logística y su gran amigo era su colega Humberto Moreira. Su única obra visible es el Gran Museo Maya de Mérida, pero pocos saben que es un proyecto público-privado a cargo de Hank Rhon y su banco Interacciones. Dejó hospitales a medio terminar y un Centro Científico, de los cuales puso las primeras piedras.
Astillas
El viernes recién pasado hubo un enfrentamiento con armas de fuego en el municipio de San Martín de las Pirámides, estado de México, con un saldo de tres lesionados. El fondo del problema es la oposición de comuneros a la explotación de los cerros para llevar material a la construcción del nuevo aeropuerto internacional…
Desde Sinaloa, en el recuento de la corrupción y las malas obras públicas, recuerdan que el tiburonario de Mazatlán duró 38 días y Transparencia ordenó guardar la información cinco años; igual el parque temático de Culiacán, que costó 300 millones y cerró en tres meses… ¡hasta mañana!
Twitter: @julioastillero, Facebook: Julio Astillero, Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx



De un día a otro, Trump volvió a poner a temblar a nuestra moneda. Después de permanecer durante varias semanas en 17 pesos y fracción, ayer trepó arriba de 18 pesos. ¿Qué sucedió? Trump advirtió que Estados Unidos determinará el destino del Tratado de Libre Comercio de América del Norte luego del actual proceso de renegociación con Canadá y México, en una entrevista con The Wall Street Journal. Es decir, él tendrá la última palabra, no los negociadores. (¡Quitó el papel protagónico a Ildefonso Guajardo y Luis Videgaray y a sus propios representantes!) Tal vez tendremos que ponerle fin, o incluso “podría ser salvado (…) tengo la obligación de darle una oportunidad”, añadió. Las conversaciones comenzarán en agosto. En los tiempos que vienen nuestra moneda seguirá en la montaña rusa (literal) trumpiana.
Nueva deuda de Pemex
Con frecuencia, el gobierno federal utilizó los préstamos adquiridos por Pemex para trasladarlos a su tesorería y luego usó los fondos para sus propios gastos. Pemex acaba de concertar un nuevo préstamo por 5 mil millones de dólares, vía colocación de bonos. La proximidad de una campaña presidencial siempre despierta dudas sobre el destino final de los recursos. La analista de la calificadora de riesgos Moody’s, Nymia Almeida, opina que parte de los recursos se utilizarán para refinanciar su deuda con vencimiento este año y blindarse ante las posibles volatilidades del mercado durante el próximo año, que estará marcado por elecciones presidenciales. Según Pemex, de los 5 mil millones usará 1.7 mil millones para liquidar su deuda con vencimiento en 2017. Lo que realmente sumó la empresa (a su deuda) fueron 3.3 mil millones, aseguró Almeida. Este monto está ligeramente más arriba de lo que tiene que pagar de deuda el próximo año. Pero habrá elecciones y la duda persiste.
Foto
Rudos vs rudos

La salida de Agustín Carstens del Banco de México antes de Navidad vino a acelerar las decisiones de los partidos políticos, excepto de Morena. Ahí está más que claro que será Andrés Manuel el candidato. En el PRI hay ruidos que anuncian un cisma. Resurge el enfrentamiento entre políticos y tecnócratas, es decir, rudos contra rudos. Los políticos quieren a Manlio Fabio Beltrones como abanderado. Los tecnócratas esperan que salga humo blanco de Los Pinos. Una pista será quien quede en el Banco de México en vez de Carstens. La formación que más se menciona es esta: José Antonio Meade permanecería en Hacienda y sería el candidato presidencial y Luis Videgaray iría al Banco de México. También dicen que Videgaray, a pesar de sus altibajos, sigue siendo el favorito de Peña Nieto para la grande. Hay apuestas más complicadas: Meade al Banco de México, José Antonio González de Pemex pasaría a Hacienda y Enrique Ochoa ocuparía su lugar. Ya fue antes director de Cemex. ¿Y Videgaray? Continuaría en la cancillería en lo del TLCAN. No se descarta que el enfrentamiento entre técnicos y políticos divida al priísmo y tenga que salir nuevamente de Los Pinos por la puerta de atrás.
Ombudsman social



El ominoso Rusiagate, montado por la cábala de las dos dinastías de los Bush y los Clinton, sumadas del intrigante Obama, ha entrado a una delicada fase tanto por la investigación de Robert Mueller (RM) –vinculado a los Bush y a James Comey, anterior soplón del FBI defenestrado por Trump– como por el Comité de Espionaje del Senado que ha citado a Paul Manafort, anterior jefe de campaña del presidente 45, a su hijo Donald Jr. y a su pérfido yerno Jared Kushner (JK).
The Washington Post inculpa a JK de haber arrojado a su cuñado debajo de un autobús (https://goo.gl/Q4c8uU). ¡Uf!
A nivel legal se anticipa que RM solicitará el impeachment de Trump al Congreso, donde se requieren 2/3 partes para ello en el Senado, hoy controlado por el Partido Republicano (PR), cuando la maquinaria legal está controlada por los Clinton y Obama en las otrora prestigiosas facultades de Derecho de Yale y Harvard. El tortuoso camino al impeachment no será sencillo y puede ser detenido en el Senado, siempre y cuando Trump siga obteniendo triunfos en las elecciones parciales, como ha sido el caso en cuatro recientes (https://goo.gl/diBZYS).
No es ninguna consolación que Trump ostente en los primeros seis meses de su mandato una pésima aceptación, cuando Hillary Clinton, la malhadada candidata del Partido Demócrata (PD), exhibe un rechazo mucho mayor. Más que del trumpismo propiamente dicho –fenómeno estructural demográfico supremacista (https://goo.gl/BYc3n8)–, hoy existen cuatro escenarios que decidirán el futuro de Trump que (de)penden de cuatro factores:1.Desempeño del PR en las próximas elecciones. 2. La situación antigravitatoria de la Bolsa de Wall Street: una caída le perjudica, mientras su alza exorbitante lo mantiene a flote. 3. Más que el rechazo del Obamacare, que ridiculiza la incapacidad de maniobra política de los líderes del PR en el Congreso, la obtención del gasto mayúsculo para infraestructura por un billón de dólares, acompasados de megarecortes fiscales, puede significar el gran despegue de la economía, que no de sus finanzas, con lo cual EU podría empezar a paliar sus fenomenales déficits con Alemania y China, y 4. Una aventura militar en uno de los eslabones más débiles del planeta.
Los tres primeros escenarios, como comenté con Carmen Aristegui (https://goo.gl/nsYKbc), seguirían las suertes de los presidentes Kennedy (No.35),Nixon (37) y Clinton (42). El cuarto escenario, que habría que considerar lejos de los arrebatos catárticos, sería un Trump 2: su relección.




Con un tono u otro, pero siempre como parte del bombardeo propagandístico, los tres últimos inquilinos de Los Pinos se ha autoproclamado campeones en la generación de plazas laborales, e incluso uno de ellos aseguró ser el (rotundamente fracasado) presidente del empleo. Durante su estancia en la residencia oficial Vicente Fox presumió fuentes de trabajo a manos llenas (en los hechos exportó –expulsó de su tierra– el mayor volumen de mano de obra que se tenga registro, es decir sus famosos jardineros de alta calidad), porque, presumía y mentía, el empleo en México está en franca recuperación.
En su sexenio, según el registro oficial del IMSS, a duras penas acumuló poco menos de 890 mil plazas permanentes y cerca de 300 mil eventuales, con lo que sólo atendió 20 por ciento de la demanda real; es decir, quedaron fuera de la jugada ocho de cada 10 mexicanos en edad y condición de laborar que por primera vez intentaron incorporarse a la economía formal. Ello, desde luego, sin considerar el rezago histórico en este renglón.
Cínicamente Felipe Calderón se autoproclamó presidente del empleo, lo que, como todos sus grandes logros para que los mexicanos vivan mejor, resultó en mero discurso. Durante sus seis años en la residencia oficial el registro del IMSS reconoció la incorporación de alrededor de un millón 600 mil trabajadores permanentes y cerca de 700 mil eventuales. En la docena trágica panista el outsourcing creció como la espuma y la informalidad sentó sus reales. La tasa oficial de desocupación se elevó permanentemente y su política laboral fue un sonado fracaso, como tantos otros.
Y llegó el del México en movimiento, Enrique Peña Nieto, quien –lo mismo que Fox y Calderón– prometió empleo a manos llenas y la formalización de centenas de miles de plazas laborales (algo así como 400 mil por año de estancia en Los Pinos, gracias a la reforma laboral, claro está). La administración peñanietista (hasta junio pasado) celebra el registro adicional de aproximadamente 2 millones 850 mil plazas en el IMSS (eventuales 15 por ciento) y se autoproclama como el sexenio del empleo. Sin embargo, no detalla cuántas son realmente nuevas y cuántas sólo se formalizaron. Lo maneja como secreto de Estado.
En cualquier caso, la cifra que ahora se presume en Los Pinos es la mejor de los llamados gobiernos del siglo XXI, pero oficialmente a estas alturas en la desocupación abierta se mantienen alrededor de dos millones de mexicanos. Entonces, el resultado parecería bueno, pero no alcanza para hacer fiesta.
Para efectos comparativos vale recordar que sólo en los sexenios de Calderón y Peña Nieto la población económicamente activa se incrementó en poco más de 8 millones de personas, pero en ese mismo periodo oficialmente sólo se crearon (y/o formalizaron) alrededor de 5 millones 150 mil plazas laborales en el sector formal de la economía, de tal suerte que lejos de reducirse el rezago histórico en este renglón se incrementa presidente del empleo tras presidente del empleo. Y en la informalidad se mantiene alrededor de 60 por ciento de la PEA, por lo que es obvio que nada hay que celebrar. En este sentido, el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) aporta la siguiente numeralia sobre los resultados laborales de los tres autoproclamados presidentes del empleo”. Va, pues.
La precarización del mercado laboral se ha generalizado en México durante los últimos 17 años. En 17 de las 32 entidades federativas que integran la nación hay más población ocupada que no recibe ingresos respecto de la que tiene un ingreso superior a cinco salarios mínimos: existe mayor ocupación precaria que la bien remunerada. En Guerrero y Oaxaca la proporción de personas que tienen una ocupación pero no reciben un salario supera en más de 900 por ciento a aquellas que tienen una ocupación laboral con un ingreso superior a cinco salarios mínimos. Chiapas, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Veracruz, Hidalgo, Zacatecas, y Michoacán complementan a las 10 entidades de la República donde el número de personas que no reciben ingresos supera en más de 200 por ciento a las que ganan más de cinco salarios mínimos.
Además, la proporción de personas ocupadas que no reciben ingresos respecto de las que ganan más de cinco salarios mínimos se ha incrementado en la mayor parte de las entidades desde el cuarto trimestre de 2000 y hasta el primero de 2017: solamente nueve estados han logrado reducir dicha proporción. El mayor problema se observa en los estados del sur y sureste, poco industrializados, donde existe una situación de crisis energética y están vinculados a la baja capacidad para generar valor agregado en su sector primario y de servicios.



Una fantasía futurista. Posiblemente la idea más afortunada de la cinta de animación Abril y el mundo extraordinario (Avril et le monde truqué), de los franceses Christian Desmares y Franck Ekinci, haya sido recurrir al enorme talento del historietista gráfico Jacques Tardi (también co-guionista de la cinta) para ilustrar el delirio de una civilización occidental congelada en la era preindustrial por un accidente de laboratorio que hasta 1941 la ha privado de sus mejores científicos y frustrado invenciones tan esenciales como la electricidad o la aviación. Los dibujos de Tardi recrean, de modo estupendo, las lúgubres atmósferas de una ciudad (París) sumida en la penumbra e invadida por el vapor y los gases carboníferos. Nadie como Tardi, especialista en el género bélico y el policiaco, y en narrativas muy pesimistas vinculadas al existencialismo, para sugerir esta pesadilla de la imaginación ecologista. Tardi es también ilustrador de textos literarios; entre ellos, Viaje al fin de la noche, de Louis Ferdinand Céline. Se entiende, pues, que el mundo trucado y maravilloso que presenta la cinta sea una verdadera anticipación del infierno.




Los cuerpos de cinco migrantes centroamericanos –tres mujeres y dos hombres, de nacionalidades guatemalteca y hondureña– que fallecieron ahogados en el Río Bravo fueron rescatados ayer por personal de Protección Civil de Ciudad Juárez, Chihuahua. De acuerdo con las autoridades, podría haber otros 11 muertos. Así se incrementa, en cuestión de días, el saldo trágico de la criminalización de los trabajadores que intentan ingresar a territorio estadunidense por la frontera norte de México. Apenas el domingo de la semana pasada 10 viajeros indocumentados (cuatro de ellos, mexicanos) que eran transportados en un camión de carga sin ventilación ni refrigeración murieron por asfixia o deshidratación en el trayecto de Laredo a San Antonio, en un episodio atroz que evidenció una vez más el rostro más brutal del tráfico de personas.

Por una educación al servicio del pueblo
Las instituciones de educación pública de México surgieron con la tarea de investigar, estudiar e intervenir en la resolución de los grandes problemas nacionales, bajo un proyecto de Nación libre, soberano e independiente. En las últimas décadas los objetivos de dichas instituciones se han olvidado, perdido o mutilado, principalmente por decisión de los funcionarios a cargo de ellas, convirtiéndolas sólo en observadoras. Quienes deben ser los primeros en preservar el sentido crítico y participativo de las mismas, trabajan para favorecer sólo a las grandes empresas trasnacionales, las que no tienen ninguna intención de promover el crecimiento y desarrollo nacional, más bien aprovechan el saqueo, la falta de regulación, las ilegalidades y condición semicolonial a la que nos lleva la puesta en marcha de las reformas estructurales, para fortalecer sus negocios y hacer crecer sus ganancias.

Norberto Rivera, el pastor del poder, es el título del libro de editorial Grijalbo que recién se está posicionando en los anaqueles de las principales librerías del país. Yo lo coordino y reúne ensayos originales de Alberto Athié, María Eugenia Jiménez, Guadalupe Loaeza, Fátima Moneta, Marilú Rojas Salazar, Mónica Uribe, Rodrigo Vera y Jenaro Villamil. Con un espléndido prólogo de Denise Dresser, que se ha reproducido recién en dos semanarios. No es un libro que busque una falsa neutralidad; por el contrario, son textos bien documentados que cuestionan con fundamentos el ejercicio episcopal del cardenal Rivera. Usted verá que los trabajos se construyen desde diferentes disciplinas y metodologías, propias de los calificados autores.

El tiempo transcurrido que va de la tragedia del Paso Exprés al presente, actúa como disolvente de la legitimidad que le resta al oficialismo de élite. El contratismo rampante, las complicidades de diversos actores, los favoritismos gubernamentales que cabalgan con flagrantes improvisaciones en su funcionamiento, socavan buena parte de la traqueteada ética pública. La precisa visión que emerge de tan desgraciado suceso, es la de un denso y oscuro entramado de grandes intereses. Éstos excluyen, de manera tajante y cínica, la justa pretensión popular vivir con decoro y bienestar. El transcurrir de las semanas sin respuestas aceptables consolida la idea de una intocable cuan abarcante red de espurios intereses coaligados. Queda también asentada en la conciencia pública la incapacidad de una administración para responder a mínimos de transparencia, racionalidad funcional y aceptable conducta política.

Tras docenas de encuentros de reflexión y debates a lo largo y ancho del país, miles de judíos políticamente comprometidos “…con las mejores tradiciones nacionales, populares y democráticas de la República Argentina”, dieron a conocer en Buenos Aires el Llamamiento Argentino Judío (LAJ, mayo 2016).

En las negociaciones del TLCAN en 1993, el tema de la migración de trabajadores fue absolutamente arrinconado por la parte estadunidense ante la propuesta mexicana de que formara parte de los acuerdos paralelos. Carlos Salinas de Gortari explicó en su momento que las condiciones que ponía Estados Unidos para incorporar a la migración en el tratado eran inadmisibles, pues tenían que ver con perder soberanía en el rubro del petróleo mexicano. Lo que puede señalarse es que, como ya se perdió la soberanía sobre el petróleo, ahora ya no hay excusa, los trabajadores migrantes deben ser considerados en la renegociación que se anuncia y no puede seguir siendo un tema tratado en forma totalmente unilateral por el vecino del norte.

Ya casi nadie habla del Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). Para muchos esa ya no es noticia y después de la tormenta del referendo de junio de 2016, cuando el electorado decidió abandonar la UE, parece que las aguas han vuelto a su cauce normal. Pero las apariencias engañan. Debajo de la aparente calma hay varios volcanes preparándose para hacer erupción. Se ha escrito mucho sobre las razones que explican el resultado del referendo. Pero todavía falta mucho que analizar sobre las consecuencias de ese sufragio de dimensiones telúricas.
Cuando un poeta muere va perdiendo sus lectores. Mueren con él. Cada aniversario se le recuerda menos y la circulación de sus libros disminuye. Pocos sobreviven a ese río que todo lo devora y que es el tiempo. Gabriel Garcia Márquez es uno de esos sobrevivientes y goza de muy buena salud. Sus libros se siguen reditando, sus malquerientes continúan ladrando para subirse a su fama y su novela emblemática, Cien años de soledad, sigue siendo un best seller con casi 40 millones de ejemplares publicados en medio siglo.